Seleccionar página

Aceite de oliva

El aceite oliva que se produce en la comarca del Matarraña es D.O del Bajo Aragón,  es un aceite de oliva virgen extra procedente de aceitunas -de la variedad empeltre y una pequeña parte de arbequina- que se cultivan, procesa, envasa y comercializa en la propia comarca. La superficie destinada al olivar ocupa en la actualidad 37.000 hectáreas en toda la zona de denominación de origen -que coincide con la comarca del Bajo Aragón turolense y zaragozano-. El 23 de junio de 1999 se creó el Consejo Regulador de la Denominación de Origen del Aceite del Bajo Aragón para garantizar la calidad de la producción y proteger la importancia económica y social que el producto tiene en la comarca.

El olivar ocupa un 17 % de la superficie agrícola útil. El 60 % de las explotaciones son de carácter familiar y no suelen superar las cinco hectáreas. En la comarca del Matarraña, en las localidades situadas a orillas de este río, las explotaciones agrícolas suelen dedicarse, como cultivos principales, al olivo, almendro y vid. En esta zona los olivares se sitúan en pequeñas tierras de menos de una hectárea e, incluso menores, intercalándose con el almendro al 50 %. El pequeño tamaño de los olivares ha dificultado la mecanización y ha animado a la expansión cerealista, ha ayudado a la competencia de otras grasas y aceites de otros orígenes y la dura climatología hizo que en algunos municipios este cultivo pasara de ser fundamental a convertirse en secundario e, incluso, marginal.

El olivar ejerce una gran función social en la comarca y, poco a poco, y gracias a la paulatina modernización de las explotaciones, ese cultivo es cada día más importante en las economías del Bajo Aragón. Los olivos cumplen, además, una gran función medioambiental, ya que la aridez de la comarca queda difuminada por este árbol resistente que forma parte del paisaje desde tiempo inmemorial.

Share This